¿Un cachorro en casa? Consejos básicos para un dueño primerizo

Si después de pensarlo y hablarlo con toda la familia habéis decidido adoptar a un nuevo miembro, primero de todo ¡enhorabuena! Tener una mascota en la familia es una maravilla, pero es una decisión muy importante y que requiere evaluar muy bien si realmente podremos satisfacer todas las necesidades que nos va a pedir.

Seguramente por esta responsabilidad enorme a los dueños primerizos les entran muchos temores y muchas preguntas cuando llega el pequeñín a casa... pero es normal.

 

La adaptación al nuevo hogar

Primero de todo y lo más importante es ayudarle a adaptarse. Es un nuevo miembro y para él todo es desconocido y más si es un cachorro que lo único que ha conocido es a su madre, a la que seguramente ya no verá nunca más. Para quitarle el miedo y el estrés a este sitio nuevo, tenemos que acompañarle e invitarle a explorar el territorio y su nuevo hogar. Así, poco a poco, cogerá confianza al espacio. Además, y muy importante, le daremos un espacio tranquilo, limpio y agradable donde pueda descansar.  

Es muy normal que el cachorro los primeros días este temeroso, porque aún no conoce a su nueva familia, por eso es importante acariciarle y empezar a crear ese maravilloso vínculo entre mascotas y personas. También es muy normal que durante las primeras noches el cachorro llore. La oscuridad en un lugar desconocido puede crearles ansiedad, además puede que sientan frío o bien que note la ausencia de su madre. Con unas caricias y procurando que esté bien abrigado, en pocos días ya no habrá llantos.

Los perros y los gatos son de naturaleza curiosa y brincan, corretean y se llevan a la boca todo lo que van encontrando por su camino. Por lo que antes de la llegada del nuevo miembro de la familia tendremos que revisar que no haya ningún objeto con el que  pueda hacerse daño, como por ejemplo cables que pueda morder, plantas con las que se pueda envenenar, etc. Así evitaremos que se haga daño mientras juega o explora.

 

La salud

La salud es un aspecto muy importante de la tenencia responsable de una mascota. Lo primero que debes hacer es programar una visita al veterinario, para que le realice una revisión y compruebe que todo está en orden.

El veterinario te marcará una pauta de vacunación y desparasitación, que deberás seguir para que pulgas o garrapatas no lleguen a tu mascota. Existen antiparasitarios como Seresto, de Bayer, que te ofrece protección y tranquilidad frente a pulgas y garrapatas hasta 8 meses, ya que está formulado con una combinación de materiales que posibilitan la liberación de los principios activos de una forma controlada. Así durante el primer año del cachorro podrás centrarte en otros temas como son la alimentación y educación.

 

La educación

La educación del cachorro tiene que empezar desde el primer día. Poco a poco el cachorro irá conociendo los límites a través de los mensajes claros y contundentes que le enviemos. Tenemos que delimitar los espacios, tiene que saber dónde puede entrar y dónde no, por ejemplo, si no queremos que suba al sofá se lo tenemos que indicar desde el primer día. Así como también tenemos que crearle unos hábitos alimenticios y establecer un horario de paseos. Nos tendremos que armar de paciencia, mucho humor y ser muy claros con los mensajes, pero nunca ser agresivos o violentos. La educación de un cachorro debe hacerse con recompensas, premiando los logros y diciendo un “no” contundente en el momento en el que hace alguna cosa mal, pero sin pegarle.

¿Te preocupa que te lo destroce todo? Cuando adoptamos a un cachorro es una de las cosas que debemos tener en cuenta y a la que nos enfrentamos. Tenemos que comprarle juguetes y accesorios para mascotas, y poco a poco ir enseñándole que no tiene que morder el sofá sino que tiene que morder su juguete. ¡Pero nuevamente necesitaremos más paciencia y humor! Porque como toda educación, el cachorro cometerá errores.

Ser un dueño primerizo puede causarte algunos miedos, y es muy normal cometer errores, pero no te preocupes, una mascota aportará muchísimos beneficios a tu vida. Además, siempre que tengas una duda, puedes acudir a tu veterinario que te ayudará en todo lo relacionado con tu mascota.