Otitis en los gatos

La otitis es una enfermedad muy presente en el día a día de los gatos, especialmente si salen al exterior o han sido recién recogidos. Para conocer esta patología más a fondo, hemos hablado con el Centro Clínico Felino Gattos. Concretamente, con María Luisa Palmero y Vanessa Carballés, socias de Gattos y Certificadas Europeas en Medicina Felina.

Lo primero que debe llamarnos la atención son las causas que producen la otitis. Según Mª Luisa y Vanessa, la causa de otitis más frecuente en gatos es la presencia de un parásito, un ácaro microscópico denominadoOtodectes cynotis. Este parásito vive en el conducto auditivo y pabellón auricular y se transmite entre felinos por contacto directo.

Otro motivo es la presencia de hipersensibilidades (alergias) que pueden originar otitis uni o bilateral. La otitis unilateral también puede generarse por la presencia de un pólipo nasofaríngeo, que se forma a partir de una inflamación o infección crónica del oído, como es el caso de hipersensibilidades, infecciones respiratorias o infecciones del oído medio.

 

Detección y prevención

Vanessa y Mª Luisa nos explican que los síntomas para detectar una otitis son muy claros, puesto que los gatos siempre tienen los oídos limpios. Así que si se observa abundante cera, cambia su olor o se rascan el oído, estamos ante una otitis.

Cuando el causante de la otitis es el parásito Otodectes, se debe tratar a todos los gatos u otras mascotas que hayan estado en contacto con el minino afectado, ya que probablemente también estén infectados. Para evitar nuevos contagios, si el felino está en contacto con otros gatos o perros no controlados porque sale fuera de casa, debe tratarse mensualmente con un endectocida adecuado, preferiblemente en spot on, que sea capaz de matar al parásito.

Otro método de prevención aconsejable en cualquier enfermedad es seguir unas buenas medidas de higiene. Curiosamente, Mª Luisa y Vanessa recomiendan no tocar el oído, ya que el contacto puede incrementar la inflamación.

Los tratamientos sólo deben aplicarse cuando el gato tenga una otitis y se diagnostique adecuadamente su causa. Una vez resuelta, no es necesario mantener la higiene del oído en los gatos. Si detectamos una producción excesiva de cera en el oído de nuestro minino, seguramente se deba a una inflamación de la zona, así que hay que acudir al veterinario para que realice una evaluación y nos diagnostique las medidas a seguir.

 

Y recuerda, ¡síguenos en Facebook y Twitter si quieres estar al corriente de las últimas noticias relacionadas con nuestros amigos felinos!